Hª de la Filosofia en Florida Secundària.

ÈTICA I ESTÈTICA, Més que mai

Aquest bloc es creà amb la intenció de crear un espai on fusionar l'art, la bellesa i el saber, on unir l' ètica i l'estètica. Avui he rebut un vídeo que em dona que pensar que, encara que estic molt lluny d'haver aconseguit el meu objectiu (i no importa per què els fins, són simplement, això, desiderata, Itaques que perseguim), paga la pena continuar emprenyant-se en ell.

Vull compartir-lo amb tots i totes vosaltres, com quasi totes les coses interessants que trobe, que rep, que pense, que llig ... perquè un mestre, una mestra sap que ho és quan tot el que giravolta ho interpreta des de la perspectiva de la seua aula, dels seus alumnes, del que vol ensenyar.  Si ho fa bé, o mal ... els altres ho diran, el temps ho dirà.

 Mil gràcies, per haver-nos trobat en el camí almenys una vegada. Espere que no siga la última.


5 comentarios:

María Atiénzar Prieto ha dit...

No sé si esta entrada ha sido fruto de la repentina melancolía que está invadiendo las últimas horas de clase (para nosotros, claro) en Florida, pero la verdad es que creo que poco a poco nos estamos dando cuenta, unos más que otros, eso sí, de que estamos llegando al final de ese camino del que hablas. Al principio del curso parecía interminable y ahora mira, apenas nos quedan dos días de clase, los últimos dos días. Parece mentira que esto se vaya acabando ya.
Aunque aún nos quede mucho para “llegar” a Ítaca, o quizás nos quedemos sólo en el intento, estos años han sido una parte importante de este gran viaje de la vida que gracias a los profesores y alumnos ha estado, como dice el poema, “lleno de aventuras, lleno de experiencias” que al fin y al cabo es lo que en realidad importa. Sinceramente me alegro mucho de haber aprendido (pero aprendido de verdad, nada de temarios que se esfuman con los meses) de quienes saben, de vosotros los profesores.

Gracias por este viaje, y espero volver a encontrarnos, en el futuro, en otro “puerto”.

P.D.: Con la niña de la foto sabemos finalmente lo que pasa, pero, ¿y con la fotógrafa? ¿Cómo acaba ella?

María Atiénzar Prieto ha dit...

No sé si esta entrada será fruto de la repentina melancolía que está invadiendo las últimas horas de clase (por lo menos para nosotros) en Florida, pero la verdad es que poco a poco nos estamos empezando a dar cuenta de que el camino del que hablas está viendo su fin, unos más que otros, eso sí, y la verdad es que parece mentira.
A principio de curso parecía demasiado largo, que nunca iba a acabar, y ahora mira, nos queda a penas un día de clase como alumnos en el centro.

La verdad es que aún nos queda mucho para “llegar” a Ítaca, toda una vida, o quizás nos quedemos sólo en el intento, pero me alegro mucho de que como dice el poema este viaje haya estado “lleno de peripecias, lleno de experiencias” que es lo realmente importante, igual que lo es haber tenido la oportunidad de aprender (pero aprender de verdad, nada de temarios que se esfuman con los meses), de quienes saben, de vosotros los profesores.

Supongo que no había mejor forma de decirte esto que no fuese dejando un comentario en tu blog, así que gracias, ha sido todo un placer haber compartido este viaje y espero, en un futuro, coincidir de nuevo en otro “puerto”.

En cuanto al vídeo, sabemos lo que pasa con la niña, pero ¿y con la fotógrafa? ¿Qué pasa con ella al final? Supongo que algo parecido a lo que ocurrió con Kevin Carter tras ganar el Premio Pulitzer de fotografía. ¿Se puede vivir siendo sólo el narrador de los hechos?

P.D.: A lo mejor el comentario sale dos veces porque ayer lo escribí pero me daba error por no sé qué problemas de Blogger, nada es perfecto.

Alguien ha dit...

Aparte de la ya tan mencionada despedida, que acabamos un ciclo para empezar otro y la mezcla de emociones y sentimientos que hemos pasado durante estos dos años y que, personalmente, también encuentro relación con este cortometraje; este film me ha recordado mucho a un corto cuyo mensaje es igual de empatizante que vi hace tiempo y pienso que también puede ser interesante.
Porque 18 segundos pueden dar para muchas cosas, tanto como para un adiós como para recordar los motivo de por qué es tan emotivo ese adiós.

http://www.youtube.com/watch?v=VoQFQiA2Iis

Gracias por todo.

Ana Estela i Gallach ha dit...

Gràcies Fran, pel teu comentari. Certament dur el vídeo i precioses les teues paraules. Es cert aquesta part del viatge s'acaba i que ens dol perdre'ns, però és llei de vida. Heu de seguir el vostre camí. Sols espere que tot el temps haja un estat un temps de vida i no de tedi, de buit, que algunes experiències i situacions i perquè de coneixements, formen part de vosaltres per a sempre i que vos ajuden a viure més feliços i a fer un món millor.

Ana Estela i Gallach ha dit...

Gràcies Maria. Es un moment de boniques paraules de tots i no sí perquè sempre esperem tant per a dir-les. Sols als moments dels adéus. Ens creguem tan poc humans, som tan platònics, tan cristians ... Com desfer-se'n per ser més humà? En tot cas, als tristos moments de la partida es atrevim a dir el que sentim o almenys jo sóc dels que els guarda per a mi, tal vegada, massa temps i quan ixen ja és tard.

Publica un comentari a l'entrada

Puja

ir arriba

Visita altres entrades

Visita altres post